domingo, 29 de marzo de 2015

LIBROS Y CRÍTICAS: EL FARO DEL SILENCIO.


EL FARO DEL SILENCIO.
IBON MARTÍN.
EDITORIAL TRAVEL BUG.
PÁGINAS: 427.
AÑO: 2014.

SINOPSIS.
Pasaia, una población dividida por la construcción de una nueva dársena, es el escenario escogido para esta historia ambientada en la costa vasca. Tras su apariencia de pueblo pesquero apacible, un asesino que imita al Sacamantecas del siglo XIX que aterrorizó Vitoria, anda suelto esparciendo muerte y dudas entre los vecinos. Leire, una escritora de novelas románticas, intentará averiguar quién hay detrás de los brutales asesinatos.

DETALLES TÉCNICOS.
Narrador casi omnisciente.
Dos historias paralelas que se cruzan en la trama, narradas por separado.
Novela negra y mucho suspense.
Descripciones paisajistas de calidad que no son pesadas ni entorpecen la acción.
Personajes bien caracterizados; con fuerza.
Prosa lírica.
Inicio rápido, lleno de acción.
Están justificadas las 427 páginas.

COMENTARIO PERSONAL.
Aunque adiviné a mitad de la novela quién era el asesino, o lo intuí, ha sido una sorpresa el desenlace. He disfrutado con la trama, no de esas tan complicadas que acabas liado, más bien estamos ante una trama sencilla que maneja a los personajes tan bien que los hace reales.
La descripciones de la costa donostiarra me han fascinado, será porque yo soy natural de Donosti...
Tan solo le he encontrado un fallo a la novela. En la trama hay un error. La protagonista, Leire, especula con la culpabilidad de una mujer del pueblo, cuando sabe que la han detenido por fingir su secuestro y es imposible que sea la asesina, ya que está en la cárcel.
Me ha chocado mucho ver la palabra güisqui en la novela. El escritor la utiliza para hablar del licor. La RAE tiene registrada esa palabra, y su plural: güisquis. Sin embargo, no ha cuajado en el uso y la "ortografía de la lengua española", en 2010, consideró más acertado utilizar el término adaptado: wiski. Aun así, no es incorrecto utilizar güisqui, como lo hace el escritor vasco.

CRÍTICAS EN LA RED.
Tan solo dos blogueros comentan esta novela, tildándola de muy buena. Apenas he hallado reseñas en la red sobre este libro.

CALIFICACIÓN.
Nota: 1-2-3-4-5-6-7-8-9-10 sobresaliente.
100% recomendable. Este escritor me ha encantado y no quería acabar la novela de bien que me sentía adentrándome en ella. Por eso, y a pesar del error de la trama más que evidente, le otorgo un sobresaliente alto.

domingo, 15 de marzo de 2015

LIBROS Y CRÍTICAS: EL GRITO DE LA LECHUZA.


EL GRITO DE LA LECHUZA.
PATRICIA HIGHSMITH.
EDITORIAL: ANAGRAMA.
PÁGINA: 307.
AÑO: 1962. REEDITADO EN ANAGRAMA NEGRA EN 2015.

SINOPSIS.
Robert Forester, un hombre tímido, abandona Nueva York porque no puede soportar a su mujer: Nickie. Mientras se divorcia, se refugia en un lugar de Pensilvania y encuentra sosiego espiando a una joven llamada Jenni. La merodea y la observa a través de las ventanas de la casa de la joven, sin que esta se percate. Un día es descubierto por Jenni y su novio, y ahí comienzan los problemas para Robert.

DETALLE TÉCNICOS.
Combina dos narradores: omnisciente y uno en tercera persona.
Maneja pocos personajes pero son extraños y con reacciones inusuales. Nickie, es el personaje que crea más repulsión al lector.
La trama deja mucho que desear.
Hay frases mal construidas de difícil comprensión.
La primera parte de la novela, las primeras 150 páginas, son tediosas y repetitivas.

COMENTARIO PERSONAL.
No sé cómo describir esta novela con una trama lenta y bastante absurda que dista de la realidad, ya que los personajes tienen reacciones y acciones inusuales.
La escritora me ha dejado un poco decepcionada. Sin embargo, hay algo que hace magistralmente: confundir al lector utilizando una técnica que crea suspense en los momentos claves. El lector nunca sabe qué es verdad y qué es una mentira de los personajes.
Pero hay algo que me ha revuelto por dentro, algo que hace de la novela una historia con moraleja que bien se podía adaptar a nuestros tiempos y es lo que más me ha gustado. Nos muestra lo sencillo que es destrozar la reputación y la honorabilidad de una persona mediante chismes, mentiras, calumnias... y cómo las personas nos creemos esas cosas sin verificar los hechos, creando un tormento para la parte afectada, que observa como su vida se derrumba sin poder remediarlo.
El final es lo que realmente más me ha satisfecho. La justicia tan deseada llega para el personaje principal y el lector se queda aliviado. Un final abrupto pero justo.

CRITICAS EN LA RED.
Consultando blogueros lectores he observado que la mayoría tienen la misma opinión que yo respecto a la lentitud y lo repetitivo de la primera parte de la novela. También comenta como yo que la trama deja mucho que desear y que los personajes tiene reacciones absurdas.
Hablan de un final frío y decepcionante, sin embargo, no comparto esa opinión. Para mí el final ha sido lo mejor de esta novela y justifica toda la historia.

CLASIFICACIÓN.
Nota: 0-1-2-3-4-5-6-7 notable-8-9-10.
Le doy un notable bajo por la lentitud y la trama poco cuidada. El final justifica la nota final.
Es un libro recomendable, aunque los seguidores fieles de esta escritora ya fallecida encontrarán que es lo peor que ha escrito.

viernes, 13 de marzo de 2015

UN... ¿CIEGO...?



¡No puedo escribir mis versos!
Mas los recitan las alas de un pájaro
con anhelos de rozar el cielo.
Y el viento, la brisa, el río ... y...
una hoja de otoño en su descender,
desde la tierra húmeda.

Y fueron cantados por un trovador
de otros tiempos. Caminando de pueblo
en pueblo, entre el poema blanco
del invierno y la clara poesía
de la reciente primavera, sobre el almendro.

¡No ha de escribirse el verso!
SE SIENTE DENTRO DE LO MÁS ADENTRO.
Nadie como un ciego que lo...
desliza por sus mejillas, trasparente, nítido
y los va recogiendo en su pañuelo
que aprieta contra su boca y lo 
estruja contra su pecho.

¡¡Oh arco iris, el interior de
un ciego, que está sintiendo sin saber 
si es de día o de noche, UN VERSO!!


21 de enero de 2015. Con mis ojos cerrados entre la sonora danza de la música.
Elena-Pilar Muñoz.
Poeta leridana.