miércoles, 29 de abril de 2015

LIBROS Y CRÍTICAS: LIGEROS LIBERTINAJES SABÁTICOS.



LIGEROS LIBERTINAJES SABÁTICOS.
MERCEDES ABAD.
EDITORIAL EL PAÍS.
PÁGINAS: 139.
AÑO: 2015.
10 RELATOS BREVES.

SINOPSIS.
Se trata de diez relatos eróticos:
-Malos tiempos para el absurdo o Las delicias de Onán.
-Una mujer sorprendente.
-Pascualino y los globos.
-Pincho moruno.
-Ligeros libertinajes sabáticos.
-Dos socios inolvidables o El erotismo de la lógica.
-Crucifixión del círculo.
-Juego de niños.
-Canapé frío.
-Ese autismo tuyo tan peligroso.

DETALLES TÉCNICOS.
Relatos catalogados como eróticos.
Narradores varios.
Lenguaje exquisito.
Faltas de ortografía evidentes.
Maquetación y edición defectuosa.

COMENTARIOS PERSONAL.
¡Increíblemente horrendo!
Personalmente, no sé por qué han catalogado estos relatos como eróticos. No son ni pornográficos; escatológicos.
Ya en el primer relato se nos presenta a un señor que se trisca, folla o como se guste llamar, a una tarta, mientras su compañera de juegos encuentra la muerte al estallarle el tapón de una botella de cava en su vulva.
Y la cosa no mejora; ¡empeora!
El tono no se mantiene durante la lectura, ofreciéndonos la escritora un lenguaje exquisito, tanto que se necesita tener un diccionario al lado, para luego introducir palabras soeces que no comulgan con la sinfonía de la escritura.
Encuentra el lector que la libido se escabulle para dar paso a un hartazgo de "gilipolleces varias" sin sentido. Relatos estúpidos...
Para prueba, una frase que se halla en el librito, para evaluar su calidad: "Así suele ser el amor, mentiroso y falso cual duro sevillano". ¡Olé, que arte!
La corrección, maquetación y edición digna de un escritor novato, miento, un novato no lo hace tan mal.
Léxico repetitivo, al punto que le quita el valor a las palabras, sobre todo a los adjetivos reiterativos.
Los personajes no tienen voz, sin casi diálogos y monólogos; sin corriente de conciencia.
Y algo muy usual en este tipo de literatura en sus años ochenta: se admite la homosexualidad femenina pero la masculina se solapa.

CRÍTICAS EN LA RED.
Todos los blogs consultados quedan tan hastiados como yo.
Incluso he hallado toda una tesis de un universitario que comenta los relatos de esta escritora con el mismo tono que lo hago yo.

CALIFICACIÓN.
Nota: 0-1 insuficiente-2-3-4-5-6-7-8-9-10.
Le doy un 1 por el único relato presentable que hay: Canapé frío, relato basado en la necrofilia.
En resumen:
Mucho humor y poca, o nula, erótica.
La libido baja, no sube, como se espera de la literatura erótica.
Va de menos a muuuucho menos.
Lectura recargada, repetitiva y barroca.
Una catedral escatológica.

martes, 28 de abril de 2015

TALLER LITERAUTAS: LA MALDICIÓN.



LA MALDICIÓN

   
    Era algo intangible lo que se percibía en aquel lugar donde el viento mecía las copas de los pinos negros famélicos. La ausencia de otras vidas cercanas hacía del paraje un lugar mudo, silencioso y siniestro. El acantilado de Euxuku tenía muchos rincones mágicos y bellos. Allí creció una variedad de orquídea negra muy poco común que estaba extinguida por culpa de un gran incendio; un desastre que calcinó la vasta extensión que ocupaba el parque natural.
No era algo tangible lo que me hacía sentir cierta inquietud que parecía injustificada; era lo que quedaba ciego ante mis ojos. Quizá la maldad se sentía así; silenciosa, huidiza e inexplorable. Me pareció ver algo por el rabillo de mi ojo derecho, una sombra fugaz e inquieta. ¿Se trataba de Claudia? Contuve el aliento y me convencí de que era absurdo tener miedo de la inexistencia.
No me hallaba allí por casualidad. Claudia, mi mejor amiga, había desaparecido en el acantilado. Hacía casi un año que la buscaba y no había ninguna pista sobre su paradero. Como inspectora de policía me sentía impotente. Recordé algo que Claudia me confesó, una travesura de adolescente que acabó en una tragedia para el entorno natural del acantilado. Un incendio provocado por un grupo de adolescentes borrachos, entre los que se hallaba mi amiga, acabó por extinguir la flora autóctona. La zona fue repoblada pero aún se estaba reforestando el terreno. Desde aquel incidente, Claudia se transformó en una ferviente ecologista guardiana de la naturaleza. A menudo me burlaba de ella por su obsesión naturista, aunque sabía que todo lo hacía para enmendar su error de juventud.
    El viento dejó de acariciar mi cabello para espantarlo. Las rachas eran frecuentes en el acantilado de Euxuku y la ausencia de ellas me hubiese extrañado. De súbito, la quietud repentina se adueñó del paraje. La ausencia de sonido natural me inquietó. Los pinos dejaron de bailar junto a la flora adusta de la zona rocosa. Me sentí como si estuviera visionando una película muda en la que la imagen se hubiese quedado congelada en el tiempo. Intenté serenarme y lo logré por unos breves instantes, hasta que vi como las olas del mar azulón hibernaban, esperando una señal para continuar su movimiento natural. Me pregunté qué hacía allí, en aquel lugar maldito en el que había desaparecido mi mejor amiga en extrañas circunstancias.
Giré sobre mi misma y dirigí la mirada hacia la tropa de pinos negros que custodiaba el acantilado. La imagen era escalofriante ante la ausencia de sonido y movimiento. El mar era una masa de agua inactiva y las gaviotas tan solo unas manchas blancuzcas inmóviles en el cielo. El letargo antinatural presagiaba la presencia de fuerzas malignas, aunque no descarté que su procedencia fuera divina. La cuestión era que mi amiga tenía razón; el acantilado de Euxuku estaba maldito y algo sobrenatural pululaba por la zona. Las preguntas se agolpaban en mi mente: ¿qué sucedía en el acantilado? ¿Cuánto tiempo duraría la hibernación?
Consulté la hora en mi reloj de pulsera. Solo hacía un minuto que nada se movía, que todo permanecía inerte. En esos instantes de irrealidad yo era el elemento discordante. Me asusté y lancé una pregunta a gritos hacia el cielo: ¿dónde estás? Y como si la naturaleza retorcida y vengativa me hubiese escuchado, el firmamento soltó un grito ensordecedor. Las nubes se preñaron para ponerse de parto. Y lloraron con tal intensidad que se formaron torrentes de agua en el terreno accidentado. Corrí hacia el sendero que me conduciría al aparcamiento del acantilado pero mis botas resbalaron sobre el fango. Me caí de rodillas sobre unas piedras puntiagudas y el dolor se hizo presente en mi cuerpo. La lluvia no me dejaba ver lo que tenía delante y cuando creí que nunca saldría de aquel maldito lugar, la naturaleza vengativa me devolvió a Claudia.
De un río formado por la tormenta, el esqueleto de mi amiga surgió del enmarañado bosque reforestado. Los pinos negros alargaron sus brazos furiosos contra mí. La imagen de Claudia era una grotesca caricatura y supe que era ella porque aún llevaba en su mano esquelética su pulsera preferida; aquella que le regalé en su último cumpleaños. El acantilado de Euxuku me había devuelto a mi mejor amiga, o mejor dicho; la había vomitado como si fuera algo nauseabundo que ya no deseaba alojar en sus entrañas.


Rosalía Navarro.

sábado, 18 de abril de 2015

LIBROS Y CRÍTICAS: PARECIDO A UN ASESINATO.


PARECIDO A UN ASESINATO.
JUAN BOLEA.
EDITORIAL MARTÍNEZ ROCA.
PÁGINAS: 277.
AÑO: 2015.

SINOPSIS.
Una galerista en horas bajas de Gijón, no solo hereda el negocio de su padre, también sus problemas financieros. Su exmarido la acosa y su joven hijastro, Alex, está desarrollando un comportamiento que de preocupante, está pasando a ser peligroso.
Aconsejada por Celia, su mejor amiga, psicóloga de prestigio, Eva Enciso decide refugiarse con su hijastro en un pueblo aislado de los Picos de Europa donde no tardará en desencadenar la tragedia.

DETALLES TÉCNICOS:
Narrador omnisciente.
Capítulos cortos sin marcar.
Atmósfera que crea expectativas al lector.
Novela psicológica.
Lenguaje rico, utiliza las palabras adecuadas y están bien escogidas.

COMENTARIO PERSONAL:
Comienzo perfecto, breve. Nos describe al personaje principal, Eva Enciso, en apenas doce líneas.
Frases líricas: "... el teatro de los hechos..."
Palabras de diccionario.
Escenas demasiado largas, a la novela le sobran páginas o detalles.
Se pierde el hilo narrativo y el ritmo cuando el escritor se enzarza en explicaciones psicológicas y tecnicismos.
El final no es el adecuado para una trama elaborada; decepciona y parece atropellado o creado con prisas, como si no supiera cómo acabar la novela. Poco creíble y un desenlace brusco.
No me identifico con ningún personaje, parecen superficiales.
En la contraportada hay un error de altura; cambia el nombre de la protagonista. En la novela es Eva Enciso y en la contraportada, la sinopsis que todo lector lee ante de adentrase en la novela, es Elena Enciso.
O yo he leído mucho y ya comienzo a escribir un poquito mejor, o es que ya no conecto con este escritor que tanto me gustaba.
Errores ortográficos, escribe ex marido, cuando no se puede separar la palabra, es exmarido.
Acentúa el adverbio "solo" y los demostrativos "ése y aquélla". Según el diccionario panhispánico de dudas de 2005 y la edición de la Ortografía de la lengua española de 1999, la Academia eliminó el uso de la tilde diacrítica en el uso pronominal de los demostrativos y en el adverbio "solo", aunque exista casos de posible ambigüedad.

CRÍTICAS EN LA RED:
Aún no hay críticas sobre esta novela en la comunidad bloguera. Existen entrevistas al escritor y publicidad que nos hablan de las bondades de la novela.

CALIFICACIÓN:
Nota: 1-2-3-4-5 suficiente-6-7-8-910.
Es uno de mis escritores favoritos, no obstante, en las últimas dos novelas no logro conectar con él ni con sus superficiales personajes. Le doy un aprobado justo.

sábado, 11 de abril de 2015

ASÍ COMIENZA Y JAMÁS SE ACABA: MATERNIDAD.


Por mucho que te repita: ¡te adoro! ¡te quiero!,
estas palabras, por ser aún tan pequeño/a
no alcanzan todavía a tu comprensión;
por eso Dios convirtió mi pecho
en el más profundo abrazo entre TÚ y YO.

¡Amor que mana sólo para ti de la fuente de mi amor!
Este sí que es un gesto que, siendo tan chiquitito/a
¡sí que penetra y llega hasta tu corazón!

Cuando nos separaron al cortar el cordón
y mi vientre para siempre a ti se te cerró,
¡fue mi pecho el que generoso se te abrió!

Si mi útero fue tu primera cuna y tu cobijo,
si allí te convertiste en creación,
este líquido tan puro y blanco
siendo para tu cuerpecito alimento, 
es ante todo el más hermoso medio
para que se prolongue NUESTRA más ÍNTIMA unión.

Elena Pilar Muñoz.
Poeta y amiga de Lleida.

lunes, 6 de abril de 2015

LITERAUTAS...


Este mes de abril participamos en el Taller de Escritura de Literautas.
La escena del taller, la número 25, es un reto muy interesante.
Todos los alumnos participamos con el mismo título: La maldición.
Nosotras ya hemos enviado nuestros relatos, esperando las críticas de nuestros anónimos críticos.
La verdad es que nos encanta participar en este Taller que nos ayuda tanto a mirarnos "el ombligo" y a no conformarnos con lo que escribimos.
Gracias a Iria y Tomeu, por mantener un lugar para los escritores aficionados de una forma desinteresada.
Literautas.