jueves, 20 de julio de 2017

LECTURA ACTIVA: BAJO EL ÁRBOL DE LOS TORAYA.

BAJO EL ÁRBOL DE LOS TORAYA
PHILIPPE CLAUDEL
EDICIONES SALAMANDRA

SINOPSIS

En las montañas de la isla indonesia de Célebes vive el pueblo de los toraya, conocido por unos ritos funerarios que se prolongan durante varios días y congregan a toda la comunidad. Cuando un bebé muere, por ejemplo, su cuerpo se deposita en el interior del tronco de un árbol centenario que, poco a poco, lo envuelve y se nutre de él. Así, al crecer, el árbol conduce a los niños hacia el cielo, un símbolo escultórico mediante el cual se mantienen próximos los seres amados que ya no están.
El narrador de esta historia, un cineasta profundamente afectado por el fallecimiento de Eugène, su mejor amigo y confidente, descubre en los árboles de los toraya la síntesis del misterio de la vida y la muerte, como una llave maestra capaz de abrir ese recinto hermético en el que las personas escondemos las vivencias más íntimas. Asomándose al abismo de la pérdida, el narrador se encuentra, paradójicamente, cara a cara con la intensidad del amor, ese enigma insondable que nos liga al futuro mientras el presente desgarra nuestro ser.

DATOS TÉCNICOS

Año 2017
Narrativa contemporánea.

CRÍTICAS EN LA RED

Reseña Negativa:
No hay en el monento de realizar esta lectura activa.

Reseña Positiva:
Invisible  un libro más que recomendable de los que no son aptos para leer en el metro con las prisas sino que se presta a  degustar y disfrutar lentamente.

PÁGINA13

"Sabía que, por mucho que me enjabonara la cara, conservaría hasta la noche el olor del sexo de Florence en los labios y en la piel. Eso me gustaba. El sexo femenino es uno de los olores corporales más persistentes. Deja en quien lo ha besado largo rato una huella duradera, como un sello de propiedad. Creemos haberlo poseído, pero es él el que nos posee y nos hechiza".

OPINIÓN PERSONAL (las palabras azules son enlaces)

En esta lectura activa y arqueológica hemos descubierto que no es la mejor novela que hemos leído de Claudel. A mí me gustó más La nieta del señor LinhAlmas grises. Decir que a Martina no le ha gustado mucho la novela; según ella hay repetición de escenas y excesivo dramatismo para tratarse de la muerte de un amigo.
Es la historia de un cineasta que intenta recomponer su vida tras la pérdida de un amigo; Eugène.
La narración está a cargo de un narrador protagonista. Este narrador busca la complicidad del lector y se dirige a él en varias ocasiones: le cuenta su história.
La trama es de personaje, ya que vamos acompañando al protagonista en su evolución interior durante la historia.
El tema principal que trata es sobre la amistad y la pérdida.
Ya en el génesis de la novela se nos da una descripción de los árboles de los toraya y una explicación sobre sus costumbres. Quizá ese comienzo no es el más adecuado para captar la atención del lector, a mi modo de ver.
Lo que más destacaría de esta obra es que formula una crítica, un poco escondida y poco profundizada, sobre las redes sociales y la difusión de imágenes de desastres.
Hay toques tímidos de metaliteratura y un éxodo a la hora de tocar alguna capa más profunda sobre cualquier tema. 
Algunos diálogos son innecesarios. No aportan nada, aunque pretenden ser profundos.

CONCLUSIONES: hubiera sido una excelente novela si se hubiese profundizado más en los temas que toca. Roza conceptos sin desarrollarlos y al final queda en una simple y conmovedora historia de amistad. Lo que más nos ha gustado a las Britt es la prosa; está cargada de frases para recordar.


SE PARECE A: La estructura de la novela y el tema tiene un gran parecido a El cineasta, de Arcadio Rodriguez. Sin embargo, no llega a profundizar en los temas.

¿LA RECOMENDAMOS?

Si eres un seguidor de Philippe Claudel esta novela quizá te decepcione.
Si por el contrario eres de los que no conoce al autor, te recomendamos comenzar con otra novela como: La nieta del señor Linh.
Sinceramente: no la recomendamos.

jueves, 13 de julio de 2017

LECTURA ACTIVA: EL CINEASTA.

EL CINEASTA
(El fraude del viento)
ARCADIO RODRÍGUEZ TOCINO
EDICIONES EOLAS

SINOPSIS

 La tragedia de Emilio del Horno, famoso director de cine, es general: afecta a todos los seres humanos. Es la pérdida de algo . En su caso concreto, la pérdida de su fama y, lo que es mucho peor para él, la pérdida de la persona que más le quería: su mujer.Diez años después del suicidio de su esposa, con su carrera totalmente destrozada, decide aceptar un pequeño trabajo de un benefactor privado que regenta varios clubs de alterne. El trabajo se presenta fácil, pero pronto se verá atrapado en medio de dos frentes donde nada es lo que parece y la mentira es una moneda de cambio común.

DATOS TÉCNICOS

Año 2017
Narrativa contemporánea.
Dividida en tres partes y un epílogo.

CRÍTICAS EN LA RED

Reseña Positiva:
No hay en el momento de realizarte la reseña.

Reseña Negativa:
No hay en el momento de realizar la reseña.


PÁGINA13

"El descenso a los infiernos no tenía que estar rodeado de violencia".
"El matrimonio es la unión de un hombre con una máquina de recordar y luego echar cosas en cara".
"Hay quien dice que el motor de la vida es el sexo. Otros dicen que el dinero. En el cine es la envidia".

OPINIÓN PERSONAL ( las palabras azules son enlaces)

La historia del cineasta Emilio del Horno es una historia narrada bajo un punto de vista omnisciente.
En esta lectura activa lo que más nos ha gustado es ese narrador y su objetividad, esa que últimamente se viola y se sustituye por un narrador que juzga, convirtiendo la narración en un psicorrelato.
La trama de personaje nos introduce en la vida del protagonista y su evolución.
El primer capítulo es impactante, envuelve al lector en el génesis de una historia llena de matices y critica social de fondo: la prostitución y el concepto del fracaso en todos los niveles.
El tema de fondo: la pérdida, ya sea en este caso de la fama o de un ser querido.
Etiquetar la novela en un género concreto es complicado. Nosotras no nos hemos atrevido a colocarle un descriptor que encaje.
Tenemos una elipsis de tipo explícita que sitúa la historia en un salto temporal considerable que el autor ha sabido hilvanar a la perfección.
Algo que nos gusta a las chicas Britt de Arcadio es que no es un escritor que se quede contemplando musas. Utiliza las páginas que necesita la historia: ni más ni menos.

CONCLUSIONES: el desenlace y el final cumple con el pacto ficcional. La novela contiene referencias musicales y cinematográficas que ayudan a entender el contexto de la misma. Es una historia dura en ciertos momentos, sobre todo al principio.



SE PARECE A:   Bajo el árbol de los toraya, del escritor francés Philipp Claudel. Es esta novela también se toca el mundo del cine y el protagonista es, igual que en la historia de Arcadio Rodríguez, un cineasta en sus horas bajas buscando una nueva oportunidad.
El tema de la pérdida también coincide, aunque el estilo de ambos escritores es bien distinto.
¿LA RECOMENDAMOS?

Es una novela distinta, original y que sí recomendamos a los lectores. Este autor sabe dotar de humanidad a sus personajes y por ello la historia late dentro de sus páginas.

jueves, 6 de julio de 2017

LAS CHICAS BRITT RECOMIENDAN...

Añadir leyenda
Ya estamos en el ecuador del año. Las lecturas están siendo realmente estupendas para las Chicas Britt y llegados a este punto, hagamos un repaso de esas lecturas que nos han conquistado esta mitad del año. Hemos escogido cinco novelas para el top made in Spain.
Empecemos por el número uno. La ganadora de la "Champions League" de las Britt es:
Extramuros, de Jesús Fernández.
Intensa, dura, conmovedora e imprescindible. Te quedas más triste que Bambi ante la muerte de su madre, el corazón partío y no vendrá nadie a reponerlo. Prepara pañuelos de papel y litronas de cerveza para atenuar el dolor.
En nuestra alfombra roja el puesto número dos es para: 
El dios de nuestro siglo, de Lorenzo Luengo.
Ahí tenemos una lectura sesuda y analítica con temas tan profundos como la física cuántica. Te van a explotar algunas neuronas, otras se suicidaran pero chicos; la vida es riesgo.
En el número tres... tachán, todos juntos: We Are The Champions... ¡no desafinéissss!
Ful, de Rafa Melero.
Una historia de casa Lleida, déjate de casa Terradetas, ná, este escritor es de la casa y al igual que el gran Jim Thompson, la historia está narrada bajo el punto de vista del delincuente.
A otra cosa, mariposa, el número cuatro a ritmo de Hakuna Matata.
Alma de cobre, de David Verdejo.
Una historia en blanco y negro, de esas que te recuerdan a tu papuchi dándote broncas (a mí me daban dos y no petit suisse, hostias, y no consagradas).
Y en el top cinco tenemos... 
Mis noches en el Ideal Room, de Mila Martínez.
¿Lo quieres todo en una novela? Pues esta es la adecuada; histórica, romance, tocamientos, ciencia ficción... ¡A ver, qué más quieres, alma de cántaro!
Y ahora, a ritmo de The final countdown, lo que debes evitar como una resaca de vino Don Timón en una lectura.
-Novelas con más documentación que los papeles sin desclasificar de la CIA.
-Las historias que parecen ensayos o manuales de "cómo ser policía y no morir en el intento". "Criminología para Dummis". "Forenses unidos jamás serán vencidos; pero vaya coñazo dan". y demás novelas con documentación a gogó, que más que historias son temarios para opositar.
-Aquellas novelas que te cuentan hasta la vida del gato que pasaba por allí de "casualité" y se tiró un cuesco. No nos interesa si el felino padecía flatulencias.
-Personajes demasiados estereotipados y que todo lo hacen bien, ¡a cagar, nadie es perfecto! Además, te estresas tanto que acabas hablando en voz alta al personaje, y si estás en casa bien, porque tu pareja ya sabe que estás pa allá, pero en una cafetería, en el bus... ¡Cuidado con los hombres de blanco!
-Ojito con esos títulos tan largos que necesitas una bombona de oxígeno para acabar de leerlo: "El viejo que subió a una colina en pijama y luego el tío no se acordaba de por qué subió porque padecía amnesia y se codeaba con el michifú de las flatulencias"... Amén.
Hala, ya os he dado la tabarra. Aprovecho para saludar a mi hermano ( a ver si me llamas, Bribón), a mi tío, al kiosquero, a la abuelita del primero...
Felices lecturas y feliz verano.