jueves, 10 de agosto de 2017

LECTURA ACTIVA: LAS LÁGRIMAS DE CLAIRE JONES.

LAS LÁGRIMAS DE CLAIRE JONES
BERNA GONZÁLEZ HARBOUR
DESTINO

SINOPSIS

La comisaria María Ruiz se encuentra desterrada en una de las provincias españolas más tristes para una investigadora criminal. En Soria el último suceso irresuelto del que se tiene noticia ocurrió en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido con matarratas desapareció para siempre. De estar viva, tendría 101 años. Desde que la destinaron a Soria, sacándola de la fiebre de Madrid, la comisaria Ruiz viaja todos los fines de semana a Ávila, donde acompaña en su trance entre la vida y la muerte a su compañero Tomás, que está en coma. Su viejo amigo, el comisario Carlos, finalmente ha conseguido convencerla para que un fin de semana se airee y vaya a visitarlo a Santander. Pero lo que tenían que ser un par de días de tranquilidad se convierte en el mejor incentivo para la comisaria Ruiz. El nuevo caso que Carlos tiene entre manos arranca con un coche abandonado en la zona del puerto. En el maletero, una chica muerta, y en el asiento del copiloto, un ejemplar del periódico The Times con fecha del 15 de octubre de 1998 y una noticia recortada. A estas pistas tendrá que enfrentarse una comisaria a quien el caso no le pertenece, pero que ella sí que necesita para no perder la cabeza y volver a sentirse realmente en activo y cercana a la realidad que mejor la define.

DATOS TÉCNICOS

Año 2017
Novela negra.
Dividida en dos partes y un epílogo.
Web de la autora: Berna González Harbour
Tercera novela de la serie dedicada a la comisaria María Ruíz.
Otras novelas de la serie: Verano rojo (2012). Margen de error (2014)

CRÍTICAS EN LA RED

Reseña Negativa:

Amazon opiniones Lo compré después de haber leído otras novelas de Berna G H y me animó el hecho de que la acción se situara en Santander, ciudad donde vivo. Se lee para pasar el rato pero no lo disfruté. En mi opinión el personaje principal (la comisaria Ruiz) ya no da mucho más de sí. Santander aparece en la novela, pero la trama podía haberse desarrollado en Cuenca y no se habría notado nada.

Reseña Positiva:
Las lecturas de Guillermo Una obra magistral de ritmo sostenido y ágiles diálogos que revela muchos secretos de un personaje que ya nos ha conquistado...

PÁGINA13

"El dolor resultaba agotador y, a veces, lograba vencer al insomnio".

OPINIÓN PERSONAL (las palabras azules son enlaces)

Es una novela que se puede leer independientemente de los anteriores de la serie dedicada a la comisaria María Ruíz.
En esta lectura activa y arqueológica hemos hallado una historia bien hilvanada con fallos técnicos que la afean. A pesar de tantas buenas críticas, todas siempre iguales en todas las novelas del género negro, no es tanto como cuentan.
Con un narrador omnisciente se nos narra las vicisitudes de una comisaria tocada por la varita de la desgracia  (esperamos que algún día se escriba una novela negra con un personaje "normal" y más terrenal).
Prosa casi minimalista.
Trama de fortuna.
La historia tiene una potente crítica de fondo: la corrupción policial.
La estructura de la novela no es compleja: dos líneas temporales que bailan entre el pasado y el presente con muchas retrospecciones.
Las voces de los personajes tienen un fallo técnico y absurdo: repiten muletilla y no los hacen únicos y con voz propia. En este caso la muletilla es: déjame hablar.

CONCLUSIONES: es una buena novela negra, con su crítica de fondo, su tensión, dura en momentos... sin embargo, el personaje principal, María Ruíz, está rodeada de excesivo dramatismo poco creíble. Es un fallo muy común en este género; excederse en crear un personaje con tanto problemas y frentes abiertos profesionales y personales. Por otro lado, la falta de documentación o credibilidad al poner a una comisaria a investigar casos a pie de calle.

¿LA RECOMENDAMOS?

El primer contacto con la autora no ha estado mal, tampoco ha sido excelente sin embargo, sí la recomendamos por la crítica de fondo que contiene. Probaremos con la primera de la serie: Verano rojo.

4 comentarios:

Marina Cordoba dijo...

Hola, chicas.
Justo la acabé de leer anoche y aún estoy rumiando mi opinión. Yo no estoy muy puesta en el cuerpo policial pero si que me han chirriando algunas cosas como la que comentáis sobre la comisaria. Besos dobles

Javier Huertas dijo...

Me encanta​ como mostráis la novela de una forma tan concisa, será un formato a copiar, ya veréis 👍 La novela mucho más de lo mismo últimamente por lo que deduzco. Gracias chicas Britt

Montse Martín dijo...

Hola, chicas:
Como he comentado con Rosalía por TW esta mañana, lo que se refiere a estructura y organización policial flaquea por todos los lados.
Vayamos por partes: como bien dices, una comisaría no sale a la calle a investigar (salvo que vaya a resolver el asunto del milenio, que en ese caso lo haría para salir en la foto). Por otro lado, es bastante difícil haber ejercido de psicóloga y luego pasar al CNP y llegar a comisaria. Me faltan años. En tercer lugar, que no menos importante: los tentáculos del jefe superior de Madrid no son tan alargados (por lo menos en la realidad) como para estar presionando de esa manera a una comisaría de Soria. Y, por último, se va a ver a su amigo Carlos y no le da explicaciones a un subdelegado del gobierno que, además, intenta ligar con ella. Es todo muy peregrino y muy traído por los pelos en lo que respecta al conocimiento de lo que es el CNP.
Yo sí creo que hay que leer las dos anteriores, porque se conoce a una María completamente diferente.
Besos para las dos, preciosas.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo...

Hola chicas!!

Por fin os leo...que no había podido pasar.

A mí personalmente sí que me gustó algo más...no vi ese dramatismo que comentáis, quizás porque como ya me he encontrado casos así antes en otras historias tampoco vi nada diferente. Lo tengo normalizado ya jajaja Pero sí que se agradecerían personajes más reales.

Cuando Rosalía me comentó en mi reseña de lo de que una comisaria no se pone a investigar casos de a pie, lo reflexioné y es verdad que no me había dado cuenta de ese detalle. Quizás pueda excusarse porque no era un caso de ella, y se lo tomó como algo más personal...pero es verdad que no tiene sentido.

Yo volveré a Berna y a la comisaria Ruíz, a ver qué tal.

Besitos